No conozco personalmente a Mario Schilling, así que ignoro si detrás de sus actos hay una buena intención. En ese aspecto, no me puedo pronunciar.