RESUMEN.- En este ensayo analizaremos la novedad del planteamiento de la nueva retórica de Chaim Perelman y Lucie Olbrecht-Tyteca, que se basa en el estudio de la estructura argumentativa del pensamiento filosófico. A diferencia de la retórica clásica cuyo centro de interés radicaba principalmente en la persuasión de los auditorios, en este esquema se propone la idea de que los argumentos, cualesquiera que éstos sean – filosóficos, científicos, políticos, estéticos u otros – buscan igualmente persuadir o convencer a un lector o público específico, de tal manera que son susceptibles de ser interpretados retóricamente, entendiendo esta expresión desprovista de su actual connotación negativa.

Punto de partida:

En el presente estudio analizaremos cuatro problemáticas fundamentales de esta Nueva Retórica para comprenderla en su contraste con la retórica clásica y las soluciones que plantea como proyecto de análisis argumentativo.

Nuestro punto de partida es que cada tipo de filosofía y cada metodología valoran un tipo de argumentos y cuestionan el valor de los demás. Así, el utilitarismo recurrirá preferentemente al argumento pragmático, es decir, al argumento por las consecuencias. Perelman cita a Bentham: “¿Qué es dar una buena razón respecto de una ley? Alegar los bienes o males que la ley tienda a producir…¡Qué es dar una falsa razón? Alegar, a favor, en contra de una ley cualquiera otra cosa que no sean los efectos, ya sea para bien ya para mal” . Si los utilitaristas sólo conceden valor al argumento pragmático, los formalistas, como Kant, que exigen una adhesión absoluta a las reglas hacen depender la obediencia a criterios intrínsecos. Por otra parte, Leibniz considera a la persona como un sujeto cuyos actos no son más que manifestaciones predeterminadas, que contrastado con el existencialismo, según el cual la persona se realiza a través de sus actos, la conexión persona – actos – que constituye en el tratado de Perelman en relaciones de coexistencia dentro de los argumentos fundados en la estructura de lo real— es esencial tanto para la moral como para el derecho, pues sin ellas las ideas de imputabilidad y de irresponsabilidad serían incompatibles.

De esta manera, podemos advertir que el aporte de la nueva retórica de Perelman y Olbrecht-Tyteca constituye una suerte de hermenéutica de la argumentación filosófica.

¿Quieres seguir leyendo? Descargar .PDF con el ensayo completo.

Comentarios

comentarios